La Vida que Mereces

Citas de La Vida que Mereces

  • Un general estaba en su casa, apreciando su colección de antigüedades, cuando de repente casi se le cae un precioso jarrón. -¡Oh! ¡Qué susto! – exclamó y luego pensó: ‘He dirigido millares de soldados, me he enfrentado a situaciones de vida ó muerte y jamás me atemoricé ¿Porqué será que hoy, a causa de una vasija, me he asustado de esa manera? De repente comprendió que el deseo de lo efímero que albergaba su mente era la causa de su miedo. Entonces, sin más arrojó la valiosa valija y la rompió Tradicional Zen
  • Enhamed Enhamed estaba dando una charla en un colegio de Las Palmas y un niño de 9 años le preguntó: - ¿Cambiarías tus medallas por volver a ver? - Sinceramente, al principio no supe qué responder y le dije que no lo sabía, que no lo tenía claro. Con el paso de los meses me he dado cuenta de que no. Porque el cambio que yo he experimentado en mi vida desde inicios del 2007, cuando realmente me propuse darlo todo hasta este momento, ha sido tan grande…, es una vuelta de 180 grados; voy en otra dirección. Mis vivencias han sido muchísimas y la experiencia que he conseguido. El repertorio de vivencias me han dado una riqueza interior, que no podría haber conseguido de otra forma Enhamed Enhamed (Nadador ciego ganador de 8 medallas de oro para España en los Juegos Paralímpicos de Pekín)
  • Érase una vez un anciano labrador que tenía un viejo caballo para cultivar sus campos. Un día, el caballo escapó a las montañas. Cuando los vecinos del anciano labrador se acercaron para condolerse con él y lamentar su desgracia, el labrador les replicó: «¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¡Quién sabe!». Una semana después, el caballo volvió de las montañas trayendo consigo una manada de caballos salvajes. Entonces los vecinos felicitaron al labrador por su buena suerte. Éste les respondió: «¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¡Quién sabe!». Cuando el hijo del labrador intentó domar uno de aquellos caballos salvajes, cayó y se rompió una pierna. Todo el mundo consideró aquello como una desgracia. No así el labrador, quien se limitó a decir: «¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¡Quién sabe!». Unas semanas más tarde, el ejército entró en el poblado y fueron reclutados todos los jóvenes que se encontraban en buenas condiciones. Cuando vieron al hijo del labrador con la pierna rota, le dejaron tranquilo. ¿Había sido buena suerte? ¿Mala suerte? ¡Quién sabe!» Tradicional Zen
  • HAIKU. Las nubes anaranjadas. Los pájaros entrecruzan sus vuelos Todo sigue su curso Pascual Olmos
  • Confía en ti mismo – no en ese que piensas que eres, sino en quien realmente eres Maezumi Roshi
  • Qué es la vida? La vida son dos motas de polvo, abrazándose … en el Universo,….. riéndose Pascual Olmos
  • Todos aquellos que son infelices, lo son porque buscan su propia felicidad. Todos aquellos que son felices, lo son porque buscan la felicidad de los demás. Shantideva
  • Le preguntaron a Ikkyu dónde quedaba la Tierra Pura, el paraíso budista. Este contestó: -A diez billones de mundos de distancia -¿Y cómo se puede llegar allí? -Sólo con un par de sandalias. Tradicional zen
  • El falso líder prometió riqueza y justicia a sus compatriotas. Se centró en cómo iba a repartir la tarta. Al final, la avaricia y la ineficacia empequeñecieron la tarta y la sociedad se rebeló contra el falso líder. El líder verdadero se preocupó de la felicidad de sus compatriotas, pero no en el reparto de la tarta. Les inspiró a trabajar a gusto, engrandeciendo la tarta. Disfrutaron en el camino y cuando la tarta fue más grande, el reparto fue más fácil y más justo. Tanto se acostumbraron a crear tartas que el líder verdadero desapareció, fue feliz al haber hecho felices a los demás y verse innecesario. PASCUAL OLMOS
  • Lo que es bueno para la colmena es bueno para la abeja MARCO AURELIO
  • Quién mucho atesora, mucho pierde Lao- Tse
  • El merengue y la hamburguesa”

    Un niño soñaba la llegada de las fiestas del pueblo, porque con la celebración se podía disfrutar de tartas, helados y especialmente de los merengues. Cuando llegó el día, comió el primero con devoción casi colapsando su respiración. El segundo lo disfrutó igualmente. En el quinto merengue empezó a notar cierto cansancio. En el sexto, paró. A partir de aquí estaba dispuesto a aportar algo para no comer más merengues. El niño se hizo mayor y comía hamburguesas. Cuando salía con su familia los domingos solían tomar este tipo de comida. Un día le pasó con las hamburguesas lo mismo que con los merengues. La satisfacción que proporcionaba la última hamburguesa rayaba en lo negativo. Pagaría por no comerla, vino a decir. Con pocos años más, se dio cuenta de que los merengues le habían socavado la dentadura y que las hamburguesas le habían dañado las arterias con altos niveles de colesterol. Además el trabajo que le costaba conseguir el dinero para pagar las hamburguesas era más duro de lo que había imaginado. Descubrió la UMD, contrastando el valor de lo que consumía y reevaluando los costes de dentistas, médicos y el sacrificio real de su trabajo. Concluyó que, con una sola hamburguesa al mes y muchas verduras y legumbres, se era más feliz.
    P.O.
  • ¿Qué es civilización? Desplazarse en un Rolls Royce no es civilización. Vivir en un rascacielos no es civilización. Disponer de abundante riqueza no es civilización. Tener títulos y honores no es civilización. Tener compasión es civilización. Tener espíritu de sacrificio es civilización. Hay que volver a la Naturaleza y a la vida natural. Tenemos que recuperar la vida simple y el alto pensar de nuestros antepasados. Lleva ropa sencilla. Camina cada día. Come alimentos sencillos. Reduce tus necesidades. Sé honesto en las cuestiones económicas. Desarrolla cualidades nobles. Habla la verdad. Aprende a tener una vida divina mientras permaneces en la Tierra. De ese modo, los mayores problemas estarán solucionados. Habrás recuperado el paraíso perdido. Las miserias se acabarán. Tendrás éxito en cuanto emprendas Suami Sivananda (1952)
  • Si quieres ser feliz una hora, embriágate, Si quieres ser feliz un día, mata un cerdo, Si quieres ser feliz una semana, haz un viaje, Si quieres ser feliz un año, cásate, Si quieres ser feliz toda tu vida, cultiva un huerto. Proverbio chino
  • Algunos datos de mejora de competitividad -Alrededor del 50% de los empleados piensa que “su trabajo” no les motiva. -La productividad de los empleados bien motivados frente a los normales oscila de un 20 a un 120% en función de la dificultad del trabajo, siendo un 40% de mejora un objetivo plausible. -Los analistas financieros institucionales ponderan en un 40% la “capacidad de ejecución de la estrategia” fuera de factores meramente financieros. -Las compañías más admiradas de la revista Fortune valen un 50% más que sus homólogas menos admiradas, debido a factores motivacionales de sus empleados. -La política de gestión de personas es más determinante de los resultados que la estrategia, la tecnología y la I+D.
  • LA EMPRESA La innovación social en la empresa - La sola acumulación de bienes materiales no lleva a la felicidad ni del individuo ni de la sociedad. - Sociedades con bienestar económico decayeron estrepitosamente (como el Imperio Romano). - La empresa del siglo XX está inacabada. Faltan componentes éticos. - La sociedad sostenible es la que sabe encontrar el equilibrio armonioso entre la justicia y la eficacia. El sentido en el trabajo 1. Un profesor de judo que dirigía una empresa de actividades deportivas lanzó como parte de su oferta los campamentos de verano, donde cientos de niños practicaban actividades de ocio, deporte y cultivaban la amistad y el compañerismo. El profesor desarrolló una metodología de actividades, seguridad y relaciones públicas, que le granjeó un éxito destacable. En términos de motivación extrínseca, consiguió una rentabilidad adecuada como motivación intrínseca, fue creativo y se autorrealizó. Respecto a la motivación trascendente, veló por la seguridad de los niños, les ayudó a ser mejores compañeros y personas, haciéndoles felices a ellos y a sus padres y madres. 2. El director de una compañía comercial de productos petrolíferos observó que el sistema logístico que se utilizaba para el suministro de las tiendas de conveniencia podría dar lugar a un negocio adicional. Existían una serie de productos que en 24 horas podrían ir directamente del campo, cooperativas, etc. a la estación de servicio, sin intermediarios y en formato familiar directo al maletero del vehículo. Además, la denominación de origen era un requisito fácilmente abordable. Las inversiones eran nulas (sólo mejorar la distribución del espacio, ya que la administración informatizada ya existía). El resultado fue muy positivo en lo económico (motivación básica); los integrantes del equipo se divirtieron creativamente (motivación intrínseca y psicológica); y se pagaron mejores precios a los agricultores, al eliminar intermediarios; y se elevó la satisfacción de los clientes por la calidad de la oferta (motivación trascendente). Era sorprendente ver naranjas, manzanas, melones o aceite de oliva, compartiendo la oferta con productos derivados del petróleo. 3. Los neumáticos usados eran un problema como deshecho. Un fabricante de asfaltos ideó un sistema por el que, al triturar el neumático, el polvo resultante se podía incorporar al betún y conseguir un producto de mayor calidad y adherencia. El producto se comercializó con éxito, ya que su coste era competitivo. Los técnicos involucrados consiguieron ganar dinero para la empresa (motivación extrínseca); utilizaron su creatividad innovadora (motivación intrínseca); y salvaron vidas humanas (una afirmación que incluso se podría cuantificar) por la mejor adherencia del asfalto, por lo que culminaron su motivación trascendente. P.O.
  • LIDERAZO E INTEGRIDAD. Bendito es el líder que sabe dónde ir, porqué y como conseguirlo. Bendito es el líder que no se desalienta y no pone excusas Bendito es el líder que sabe dirigir sin se dictatorial Bendito es el líder que dirige por el bien de los demás y no por interés personal. Bendito es el líder que tiene la cabeza en el cielo y los pies en la tierra. Bendito es el líder para quien dirigir es una oportunidad de servir. Bendito es el líder que hace crecer otros líderes. Anónimo
  • LIDERAZGO Y PODER. Durante siglos, se pensó que el liderazgo y el poder dependían de las armas. Quien disponía de los mejores ejércitos conseguía el poder a través de la dominación. Hoy el poder no reside en las armas. Durante mucho tiempo se dijo que el dinero otorgaba el poder. Hoy el poder no lo otorga el dinero. Durante años se ha relacionado el poder con la información. La disponibilidad de la información a través de Internet y otros medios tecnológicos ha hecho que ésta esté a disposición de una mayoría. Hoy el poder no se basa en la información. El poder reside en la integridad y en el sentido cuando los valores del líder se identifican con los valores genuinos de las personas.
  • Las cosas que nos destruirán son la política sin principios, el placer sin consciencia, la riqueza sin trabajo, el conocimiento sin carácter, el negocio sin moral, la adoración sin sacrificio. Ghandi
  • El ser humano siembra un pensamiento y recoge una acción. Siembra una acción y recoge un hábito. Siembra un hábito y recoge un carácter. Siembra un carácter y recoge un destino. PARAMAHANSA YOGANANDA
  • Limítate a liberarte de lo falso y llegarás automáticamente a lo verdadero Ho-Shan
  • estudiante dijo al maestro: -Estoy muy desanimado, ¿qué puedo hacer? -Anima a otros, respondió el maestro Tradicional Zen
  • Un hombre estaba remando en su balsa corriente arriba durante una mañana muy brumosa. De repente vio que otra balsa venía corriente abajo, sin intentar evitarle. Avanzaba directa hacia él, que gritaba: ¡Cuidado! ¡Cuidado!, pero la balsa le dio de pleno y casi le hizo naufragar. El hombre estaba muy enfadado y empezó a gritar a la otra persona para que se enterara de lo que pensaba de ella. Pero cuando observó la balsa más de cerca, se dio cuenta de que estaba vacía Thich Nhat Nanh, Ser paz
  • Cuentan de un rico mercader que una vez se presentó en los aposentos de un monje tibetano pidiéndole que le explicara cuál era la VERDAD, el monje le preguntó cuanta VERDAD quería saber. El mercader le dijo que podía empezar por saber alguna parte de la VERDAD. El monje le respondió que tenía que renunciar a parte de sus pertenencias para saber algo de la VERDAD. Y entre ellas se incluían bienes materiales, relaciones personales, estatus, familia, etc. Cuando el mercader le dijo que quería toda la VERDAD, el monje le respondió que tendría que renunciar a todo
    Ryokan, un maestro zen, llevaba una vida extremadamente simple en una pequeña cabaña al pie de una montaña. Una tarde, llegó hasta la cabaña un ladrón que descubrió que no había nada que robar. Ryokan regresó a la cabaña y le atrapó. Entonces le dijo: -Has hecho un largo camino para visitarme, y no deberías irte con las manos vacías. Por favor, toma mis ropas como regalo. El ladrón estaba asombrado. Tomó las ropas y huyó corriendo. Ryokan se sentó desnudo a mirar la luna. 'Pobre compañero, musitó, ¡Ojalá pudiera darle esta luna maravillosa
    Paul Reps, Carne zen, huesos zen